El Lichi: ¿Cuáles son sus propiedades y los beneficios que aporta a tu salud?

Los ricos postres que puedes ver en el menú de los restaurantes chinos, parecidos a las uvas, se llaman lichislitchis o lichie, y son cultivados por todo el sudeste asiático.

Pero esta pequeña fruta es mucho más que sólo un manjar posicionado junto a los plátanos fritos, y a los limones helados de la lista de postres. En realidad, los conocedores (y estos conocedores se remontan hacia el 1095 D.C, que es cuando aparece por primera vez en la literatura China) los consumen por sus propiedades beneficiosas para la salud.

Aprende aquí cómo aprovecharte de esta deliciosamente dulce fruta.

¿Qué es el lichi y cuáles son sus características?

El lichi es una fruta tropical proveniente de China. Florece en manojos pequeños y es fácilmente reconocible por sus colores rojizos-anaranjados, y por su parecido con las frambuesas. Incluso es llamado el “mamón chino”

Esta fruta es rica en vitamina C y potasio, como la mayoría de frutas tropicales, y se come su pulpa blanquecina, tras pelar la piel rojiza (siendo técnicamente una drupa, o falsa fruta).

Crece en un árbol de hoja perenne (que mantiene sus hojas a través de las estaciones del año, nunca pierde el follaje) que puede alcanzar alturas de 20 metros. Su tronco es de color negro oscuro y en las ramas se torna rojo parduzco. Sus hojas maduras son de color verde oscuro y brillante, aunque en su juventud suelen tener colores verdi-rojos.

Aunque técnicamente el lichi sea el árbol, su fruto es el que suele conocerse por ese nombre.

Sabor del lichi

El lichi tiene un característico sabor ácido, que armoniza con el regusto dulzón propio de los azúcares inherentes a la fruta. Si eres de las personas que no toleran los cítricos por su acidez, el lichi es perfecto para ti.

El lichi y el rambután

Es constantemente confundido con el rambután, otro árbol frutal tropical cuyos frutos se asemejan a los del lichi, pero con marcadas diferencias, empezando desde el tamaño de sus respectivos árboles (los del rambután solo llegan a los 10-20 pies, mientras que los del lichi pueden alcanzar los 100 pies).

La piel del rambután es más gruesa y su pulpa es menos dulce, más ácida que la del lichi.

Beneficios para la salud y propiedades del lichi

Ayuda a mantener una digestión sana

Gracias a su alto contenido en fibra dietética, y a que estimula la producción de jugos gástricos, el lichi favorece los movimientos intestinales y combate el estreñimiento de forma efectiva.

Aporte de vitamina C y otros minerales

El lichi es una excelente fuente de vitamina C, tanto que solo una ración de lichi te proporcionará 119% de tu requerimiento diario de esta vitamina. Este compuesto antioxidante potenciará tu sistema inmunológico.

También está cargado de vitaminas B1, B2, y de calcio, magnesio, fósforo y potasio, todos ellos minerales indispensables para funciones biológicas claves en tu cuerpo.

Previene el cáncer

El lichi contiene compuestos polifenólicos, los cuales combaten los radicales libres. Éstos, a su vez, son productos dañinos del metabolismo celular, y pueden ocasionar cáncer, u otras enfermedades, como afecciones cardíacas.

Combatir las células cancerígenas, previniendo su formación, es la manera más efectiva de evitar el cáncer y para eso, el lichi es el mejor aliado.

Controla la presión arterial

Gracias a su alto contenido en potasio, ayuda a mantener el equilibrio de líquidos en tu cuerpo, limpiando las arterias del sodio y manteniendo la bomba de potasio-sodio funcionando correctamente, lo que se traduce directamente en control de la presión arterial.

Propiedades antiinflamatorias

La gran cantidad de catequinas que contiene el lichi lo hacen un potente antiinflamatorio natural, por lo que es usado en cocina medicinal para curar el dolor de estómago, la gastritis, la acidez estomacal y la dispepsia.

Las raíces, la corteza y las flores del árbol de lichi también son usadas para combatir los dolores de garganta en forma de gárgaras.

¿Es tóxico el lichi? Conclusiones de reportajes sobre extrañas muertes en la India tras consumir lichi.

La controversia cayó sobre este manjar, tras difundirse una serie de noticias que afirmaban extrañas muertes de niños en la India durante el inicio de cada verano desde el año 1995.

Lo únicos factores coincidentes resultaban ser que los niños (siempre menores de quince años), llegaban con desórdenes del sueño, convulsiones, o alteraciones sensoriales; y todos ocurrían en el estado de Bihar, uno de los más pobres del país. Poco tiempo después de ingresar al hospital, entraban en coma, y tres o cuatro de cada diez ingresados, morían.

No faltó quienes sospechasen que el lichi tuviese algo que ver en el misterio, pues el estado de Bihar es el que más produce estos frutos en toda la India.

No fue hasta el año 2013 que el centro de control de enfermedades indio pudo dar con la respuesta: los avanzados grados de desnutrición de los niños ingresados, sumado al potente cuadro hipoglucémico, eran las condiciones determinantes de la extraña enfermedad.

Se determinó entonces, que los niños que no habían comido otra cosa durante el día, salvo lichis (pues podían recogerlos con facilidad en los campos donde jugaban) volvían a casa sin hambre, y esto detonaba el cuadro hipoglucémico que les ocasionaba la muerte.

Teniendo en cuenta las condiciones específicas que se requirieron para un hecho de tal magnitud, podemos decirte que comer lichis moderadamente no es un riesgo para tu salud, y que estas noticias no deberían impedirte disfrutar de esta deliciosa fruta.

¿Quieres ayudarnos a conseguir un mundo más sano y sostenible? ¡Compártelo! 😊
compartir en redes sociales