El Ginseng Rojo: Conoce la panacea coreana y aprende cómo usarla

La medicina natural es una larga y antiquísima tradición en China, que se nutre de multitud de alimentos –mayormente vegetales- que crecen en suelo chino. El ginseng rojo es uno de ellos, y se ha afirmado durante siglos que alarga la vida.

Sus beneficios se han comprobado con la ciencia médica moderna.

En este artículo encontrarás los numerosos efectos y beneficios que el ginseng rojo tiene para aportar a tu salud.

¿Qué es el Ginseng?

Es la planta medicinal más famosa en el mundo. Su lento crecimiento y su alta explotación hacen que sea sumamente difícil encontrarlas en estado salvaje.

Pertenece al género “panax” (panacea o “remedio para todos los males” en griego), que son un grupo de pequeñas plantas herbáceas con raíces que a los años pueden desarrollar formas antropomórficas, parecidas a la anatomía humana.

Sus hojas se dividen en cinco lóbulos. Las flores son de color púrpura y sus frutos son drupas (falsas frutas).

La parte más interesante del ginseng son las raíces; entre más años de cultivo tengan estas raíces, más principios activos y propiedades beneficiosas para la salud estarán presentes en ellas.

El ginseng crece en las zonas frías de Asia (China, Japón, Corea y Rusia) y de América (México y Estados Unidos).

El Ginseng rojo

El ginseng rojo, o ginseng coreano es la variante más famosa del ginseng. Crece en el suelo de Corea –y de China, Japón y Rusia, a donde posteriormente se importó-, y se cree que las propiedades que el ginseng rojo recibe en el suelo coreano son imposibles de igualar en otro terreno de cultivo.

El tiempo ideal de cultivo para un buen ginseng coreano rojo es de, aproximadamente, 6 años madurando en el suelo. Un tiempo largo, pero la espera vale la pena si se quiere obtener un ginseng rojo orgánico.

La otra opción es la de recurrir a ginseng procesado artificialmente, a riesgo de que pierdas toda certeza sobre la efectividad de la planta que usas.

Propiedades del ginseng rojo coreano

Los ginsenósidos es el nombre de las sustancias activas que se encuentran en las raíces del ginseng. A mayor tiempo de maduración, más nutrientes, minerales y ginsenósidos poseerá la raíz. El ginseng rojo coreano contiene tres veces más ginsenósidos que el ginseng americano o el siberiano. Éstas son sus propiedades:

  1. Es un adaptógeno; es decir, estabiliza los procesos fisiológicos descompensados de tu cuerpo y ayuda a lidiar con el estrés.
  2. Contiene gran cantidad de glucoesteroides, un grupo de hormonas, vitaminas y enzimas que tu cuerpo produce diariamente. Si te falla la producción de glucoesteroides, el ginseng es una buena forma de llevarlos a sus niveles normales.
  3. Aumenta la liberación de fenilalanila, un aminoácido que es importante para segregar neurotransmisores.
  4. Es un potente cicatrizante natural.
  5. Incrementa la producción de ATP, las celdas bioquímicas donde tu cuerpo almacena energía.
  6. Ayuda a regular la presión arterial y la circulación.
  7. También tiene propiedades antioxidantes, antinflamatorias, neuroprotectoras e inmunoestimulantes.

Beneficios del ginseng rojo coreano

  • Ayuda a combatir la disfunción eréctil: Por años se ha tenido al ginseng rojo como un potente afrodisíaco, que aumenta el líbido sexual. Además, sus propiedades benéficas en la mejora de la circulación ayudan a poder mantener largas y constantes erecciones.
  • Es un antianémico: Su función estimulante del sistema nervioso central contrarrestan la anemia, la falta de energía y el cansancio. Por ello, se suele comercializar el ginseng rojo en ampollas junto a la jalea real, que también posee propiedades estimulantes.
  • Le dirás adiós a la hipotensión: La regulación de la presión arterial que te proporciona el ginseng rojo es un excelente remedio si sufres de hipotensión. Cuídate, sin embargo, si eres hipertenso.
  • Es un potente reconstituyente: Actualmente se llevan a cabo estudios con resultados que apuntan a que el ginseng rojo es un excelente reconstituyente para quienes sufren de cansancio psicofísico. Los efectos neuroprotectores que tienen están directamente asociados con mejoras en las capacidades mentales, y la memoria, llegando incluso a considerarse su uso para combatir el Alzheimer.
  • Incrementa los niveles de insulina: Por los ginsenósidos, que son hipoglucemiantes. Se ha usado el ginseng rojo coreano como coadyuvante en el tratamiento de la diabetes.

Aunque éstos son solo unos pocos de todos los beneficios que se le atribuyen al ginseng rojo, sólo nos quedamos con los científicamente comprobados. Aún queda mucho por descubrir de la panacea coreana.

Diferencias entre el ginseng asiático y americano

Las tradiciones medicinales chinas tienden a diferenciar ambos ginseng por las propiedades y principios activos que reciben las raíces, directamente del suelo donde crecen.

Las infusiones hechas con ginseng asiático tienen propiedades energizantes, mientras que la medicina elaborada con ginseng americano tiene efectos calmantes.

Por ello, se las diferencia popularmente como la planta yin (el ginseng americano) y la planta yang (el ginseng asiático).

Cantidad recomendada de ginseng rojo

Esto es terreno de controversia, y seguramente variará para cada persona. Estudios reportan sus beneficios con la dosis activa mínima, entre 200 y 400 mg; y otros afirman que sus mejoras en la erección con una dosis de 3 gr.

Probablemente se necesiten cantidades diferentes de ginseng rojo dependiendo del beneficio que se busque aprovechar. Lo más seguro es buscar asesoría profesional, porque todo en exceso es malo, e incluso con esta panacea roja existen efectos secundarios.

Contraindicaciones del ginseng

Se han reportado diarreas, migrañas, nerviosismo, hipertensión, diarreas e insomnio como efectos secundarios por abusar del ginseng rojo.

Tampoco es recomendable tomarlo junto a medicamentos para la tensión, diabetes, enfermedades autoinmunes, enfermedades cardiovasculares o en casos de problemas de coagulación; el ginseng podría potenciar o disminuir los efectos de los medicamentos.

Además, el ginseng rojo contiene pequeñas cantidades de fitoestrógenos, un compuesto que funciona de forma parecida a los estrógenos femeninos, habiéndose descrito casos de dolor de mamas y metrorragias como consecuencia de un hiperestrogenismo.

¿Quieres ayudarnos a conseguir un mundo más sano y sostenible? ¡Compártelo! 😊
compartir en redes sociales