16 Alimentos con probióticos naturales. Fortalece tu sistema inmune con estos alimentos

Seguramente has escuchado hablar de la importancia de los probióticos en la alimentación y de los increíbles beneficios que tiene para la salud. Esto ha dado lugar a que se pongan de moda yogures y suplementos que cubran esta necesidad.

Si deseas asegurar su presencia en tu dieta diaria tendrás mejores resultados si incluyes alimentos probióticos con propiedades comprobadas. Además mejorarán tu nutrición aportando una gran cantidad de vitaminas y minerales.

¿Quieres saber qué son los probióticos y qué comidas contribuyen efectivamente con su presencia en tu organismo?

¿Qué diferencia hay entre probióticos y prebióticos?

Con frecuencia se confunden el significado de ambos términos, o se emplean como sinónimos. Esto se debe a que tienen una relación estrecha en lo que se refiere a la alimentación.

Pero en realidad, los prebióticos y probióticos son cosas totalmente diferentes. Veamos en qué consiste cada uno.

¿Qué son los prebióticos?

Los prebióticos son nutrientes importantes que alimentan a las bacterias beneficiosas en el intestino. Consisten en su mayoría en carbohidratos o péptidos que el cuerpo no puede asimilar. Gracias a esto quedan expuestos a la degradación, para nutrir a los organismos saludables del organismo.

En definitiva son los que sustentan a los probióticos. Y es por esto que ambos suelen estar presentes en los alimentos que contribuyen con estos organismos y bacterias tan importantes.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos y bacterias que actúan en el intestino favoreciendo tu salud.

Estos seres vivos se encargan de beneficiar la salud de los nutrientes, regular la digestión, mejorar el corazón y promover un buen estado de ánimo.

Algunos hallazgos sugieren que también tiene influencia en la preservación de una piel saludable.

Otros beneficios que ofrecen son:

  • Fortalecimiento del sistema inmune.
  • Mejora la energía gracias a la vitamina B12.
  • Reducen el eccema y la soriasis en la piel.
  • Disminuyen fiebres y resfriados.
  • Curan el intestino permeable y la irritación intestinal.
  • Ayudan a perder peso.

Todos estos beneficios se logran a través de bacterias. Algunas de las más conocidas son:

  • Bacillus subtilis
  • Bifidobacterium bifidum
  • Lactobacillus acidophilus
  • Lactobacillus bulgarius
  • Lactobacillus reuteri
  • Saccharomyces boulardii
  • Streptococcus thermophilus

¿Por qué debe interesarte el consumo de alimentos con probióticos? Actualmente los procesos intensivos de producción de la industria de alimentaria degradan muchos los nutrientes.

Antes de llegar a nosotros los alimentos son refrigerados, lavados con cloro e inyectados con antibióticos. Esto disminuye profundamente sus bacilos sanos, en muchos casos anulándolos totalmente.

Esto crea la necesidad de establecer una dieta probiótica que cubra la cuota de microorganismos amigables en el organismo.

Los probióticos naturales que debes incluir en tu dieta

Más allá de yogures y suplementos comerciales, los siguientes alimentos probióticos naturales te ayudarán a tener un excelente sistema inmunológico y hacerte más fuerte frente a las enfermedades.

1- Aceitunas curadas en salmuera

las aceitunas en salmuera son un alimento probiotico

Estas aceitunas tienen un maravilloso sabor y poseen una gran cantidad de probióticos. Esto se debe a que la salmuera (preparado a base de agua y sal) provoca que se liberen bacilos que son muy favorables para la flora intestinal.

Para asegurar un nivel óptimo de estos microorganismos, es preferible comer aceitunas orgánicas que carezcan de benzoato de sodio.

2- Cerveza y vino

el vino contiene probioticos

No son la mayor fuente de probióticos para una dieta. Pero su consumo moderado ofrece una buena ayuda, ya que son bebidas fermentadas.

En el caso de la fermentación del grano de cebada del que sale la cerveza, hay vitaminas y bacilos que sobreviven a este proceso. Lo mismo ocurre con el vino, que es además una gran fuente de antioxidantes.

3- Chocolate negro

chocolate negro alto en probioticos

El chocolate negro ofrece una excelente fuente de prebióticos y probióticos. Esto se debe a que es un alimento fermentado. Aporta a tu organismo bacterias saludables y también el alimento que necesitan para desarrollarse.

En este caso, dichos microorganismos transforman el azúcar en compuestos antiinflamatorios. Basta con incluir una cucharada diaria de cacao en tus desayunos o meriendas para obtener los beneficios.

4- Chucrut

chucrut

Es un alimento tradicional de la cocina europea. Se trata de repollo troceado en finos pedazos y fermentado mediante bacterias propias del ácido láctico. Se acompaña con salchichas y tiene un característico sabor salado y agrio.

Debido a su proceso, desarrolla numerosos probióticos saludables que favorecen la acción en el intestino delgado. Además contiene fibra, vitaminas K, B y C, hierro y magnesio.

Al consumir chucrut también asimilas importantes antioxidantes como la luteína y la zeanxantina, indispensables para una excelente salud ocular.

5- Guisantes verdes

guisantes comida probiotica

Aunque parezca increíble puedes obtener probióticos de los guisantes verdes. Quedo comprobado científicamente después de un estudio realizado en 2014, por  un grupo de investigadores japones y publicado en el Journal of Applied Microbiology.

Confirmaron que los vegetales contienen leuconostoc mesenteroides, un microorganismo que se desarrolla en fermentación a bajas temperaturas. Son excelentes para reforzar el sistema inmune y una gran defensa contra numerosas toxinas.

6- Kéfir

el kefir es un probiotico

Esta bebida agria es uno de los mejores probióticos que puedes ingerir. Se obtiene de la combinación de la leche de vaca o de cabra y granos de kéfir que fermentados. Se parece al yogur, pero en realidad con más beneficios.

Se calcula que tiene entre 10 y 34 cepas de microorganismos probióticos. Además fortalece los huesos, alivia problemas digestivos y ofrece protección contra infecciones.

La gran ventaja que tiene sobre el yogur es que es apto para personas intolerantes a la lactosa.

7- Kimchi

kimchi para alimentacion probiotica

Se trata de un plato coreano tradicional, que suele servirse como entrante muchos restaurantes de comida oriental. Se realiza con repollo, rábanos y cebollas tras un proceso de fermentación. De esta elaboración surgen cepas de bacterias saludables que favorecen la salud.

Esta comida contiene el lactobacilus kimchi junto con otras bacterias provenientes de ácido láctico, que benefician la digestión. También contiene vitamina K, riboflavina y hierro.

8- Té Kombucha

te kombucha

El Té Kombucha consiste en una fermentación de té negro o verde que ostenta una colonia simbiótica de bacterias y levaduras. Esta bebida, conocida desde hace 2000 años en Japón, es una excelente opción para depurar el hígado y aumentar la energía.

9- Kvass

kvass bebida probiotica

Una bebida tradicional del este de Europa elaborada mediante la fermentación de cebada o centeno. En la actualidad, existen otras recetas donde se usa remolacha, zanahorias, frutas y diversos vegetales.

El Kvass contiene una gran dosis de lactobacilos que desintoxican el hígado y que limpian la sangre. Se caracteriza por tener un sabor agrio suave.

10- Miso

miso

El Miso es conocido por ser una comida tradicional japonesa, que posiblemente la identifiques como una sopa. Sin embargo, el Miso también puede ser un plato de acompañamiento.

Se obtiene de la fermentación de soja, arroz integral o cebada, y el koji, un hongo. El proceso de transformación requiere de algunos días y en algunos casos se deja macerar durante años.

Un estudio sobre sus propiedades reveló que su consumo se asocia a un riesgo menor de desarrollar cáncer de mamá en mujeres orientales.

11-  Natto

natto rico en probioticos

Se trata de otro plato oriental que se obtiene de la fermentación de la soja. Contiene un probiótico conocido como bacillus subtilis, que refuerza las defensas del cuerpo, fortalece el corazón, y mejora la asimilación de la vitamina B12.

Estudios realizados en hombres y mujeres orientales reveló que su consumo se asocia con un menor desarrollo de osteoporosis en la edad adulta.

12- Pan de masa fermentada

la masa fermentada es un alimento probiotico

Este tipo de pan se obtiene a través de una masa madre que ha sido fermentada con levadura y con bacterias beneficiosas para la descomposición del gluten y el azúcar en la harina de trigo. Como resultado se forman vitaminas y minerales excelentes para la salud.

En un principio esta masa emana un olor agrio debido al contacto inmediato con el aire. Puesto que el almidón proveniente de los granos se pre-digiere por las bacterias, se digiere con mucha más facilidad que el pan blanco.

13- Pepinillos en vinagre

pepinillos en vinagre

Este alimento que puedes considerar como un simple encurtido, es también un gran proveedor de probióticos. Gracias a que se fermentan en vinagre y sal, han desarrollado estos microorganismos saludables

Estos bacilos son excelentes para la salud digestiva. Poseen vitamina K, que es indispensable para la coagulación de la sangre y además, son bajos en calorías.

14- Algunos tipos de quesos

los quesos contiene probioticos vivos

Si bien los quesos se obtienen por un proceso de fermentación, no todos tienen probióticos vivos que favorezcan al organismo. Solo en algunos tipos como el gouda, cheddar, mozzarella, roquefort y cottage, las bacterias sobreviven al proceso de envejecimiento.

En los quesos blandos caseros provenientes de leche de cabra, oveja o vaca, abundan microorganismos tales como los thermophillus, bifudus, bulgaricus y acidophilus. Esto no sucede igual en sus versiones comerciales.

El queso también es nutritivo ya que posee proteínas y vitaminas como la B12, calcio, fósforo y selenio. Su consumo frecuente previene la aparición de osteoporosis.

15- Suero de leche tradicional

suero de leche

Es el suero que sobra después de usar la leche de vaca para hacer queso o manteca y tiene una gran cantidad de probióticos vivos. Por lo que solo podrás encontrarlo en granjas, en donde abundan los ingredientes caseros.

Hay versiones comerciales que suelen venderse en los supermercados, pero no incorporan el nivel ideal de bacilos y poseen los beneficios para tu salud no son tantos. Es un alimento bajo en grasas, que abunda en vitamina B12, fósforo, calcio y riboflavina.

16- Yogures probióticos

los yogures caseros son los mejores probioticos

Si bien el mercado ofrece una infinidad de tipos de yogur, destacamos los yogures probióticos que son más ricos en bacilos vivos en su composición.

La mejor opción es el yogur casero, que está hecho con leche de animales alimentados con pasto y que no han sido pasteurizados.

En el proceso de fermentación se emplean bacterias beneficiosas provenientes del ácido láctico, del que resultan numerosas bifidobacterias.

El yogur está relacionado con diversos beneficios como el fortalecimiento de los huesos, la reducción de la diarrea en los niños, causada por antibióticos y la mejora del síndrome del intestino irritable.

El yogur griego casero es uno de los mejores probióticos que existe.

¿Quieres ayudarnos a conseguir un mundo más sano y sostenible? ¡Compártelo! 😊
compartir en redes sociales